CENSURA

 

Una Exposición de Cuéntaseloanto

Julio en el Ambigú de El Umbral de Primavera

Entrada libre

 

El pasado mes de diciembre, la plataforma de microblogueo Tumblr, eliminó todo contenido para adultos de su red.

Tumblr definió entonces  como «contenido para adultos» las fotos, videos o GIFs que muestren genitales humanos o pezones femeninos (excepto en el contexto de lactancia), y cualquier material – incluyendo fotos, videos, GIFs e ilustraciones – que represente actos sexuales.

«Es nuestra continua y humilde aspiración que Tumblr sea un lugar seguro para la expresión creativa, el autodescubrimiento y un profundo sentido de comunidad«, explicó la plataforma en un comunicado.

Asegurar que estas imágenes no son “seguras” equivale a decir que el sexo es peligroso y debe ser ocultado y delimitado dentro de unos márgenes del todo cuestionables. Lamentablemente la decisión de Tumblr fue solo un ejemplo visible de una corriente injusta y del todo aleatoria.  2018 fue el año de la censura, los pezones – solo si son de mujer – son considerados peligrosos y por tanto censurados. Ya hablemos de una fotografía erótica, una imagen pornográfica o un cuadro barroco, para la red social (y con este término englobo a todas) las tres cosas son lo mismo. The big brother is always watching.

Por esto mismo el ilustrador Cuéntaseloanto presenta en esta última serie un conjunto de imágenes subidas de tono, censurables, guarras, llámalo como quieras, pero libres de juicios morales, sin ofender a nadie, porque no se nos olvide que Tumblr, Facebook e Instagram sí permiten imágenes de contenido sexista, racista, xenófobo e intolerante.

Presentar la sexualidad como un juego y no como algo a ocultar y eliminar los tabúes en torno a la sexualidad es la finalidad de este proyecto. Celebrar el cuerpo y el goce de los sentidos, desprejuiciados y sin cortapisas.

Acabar con la censura de lo artístico es una prioridad.

Cuéntaseloanto

 

 

Se le conoce como Cuéntaseloanto (es su nombre artístico) aunque su nombre real es Antonio Barbosa (con el que firma) y le gusta que le llamen Toño.

Estudió diseño gráfico en la Escuela Superior de Diseño de Madrid (E/S/D Madrid) y acaba de iniciarse en la aventura del diseño. Está especializado en ilustración, que estudió hace cuatro años en la Escuela de Arte de Mérida, junto con bachiller de artes.

Sus ilustraciones están orientadas tanto a publicidad como a editoriales e independientemente como arte.