Si los ángeles disparan

 Teatro Hermético

TH SLAD

(basada en Garrulos, de Jorge Moreno)

Dirección: Iván Ugalde

Domingos de junio, 20hs

PRORROGADO: Domingo 19 y 26 de julio

AVISO IMPORTANTE: Debido a las características del montaje en el espacio escénico se ruega al público llegar media hora antes de la función.

Llega al Umbral un montaje muy particular y perturbador, dirigido por Iván Ugalde.  La acción se desarrolla en todo el espacio, partiendo desde la puerta de entrada.

Sinopsis

Basada en los hechos reales ocurridos en Puerto Hurraco en el año 1990, la obra transita el antes y el después de los cuatro hermanos que, una tarde de agosto, decidieron descargar, en el conjunto de los habitantes del pueblo, su odio contra una familia enemiga.

Basada en Garrulos, de Jorge Moreno, obra ganadora del IV Premio de Textos Teatrales Jesús Domínguez de la Diputación de Huelva 2013.

Más info: Blog 

DSC_6821

Nota de Dirección

Si los ángeles disparan pretende acercarse a ese estado mental y geográfico que engloba la llamada “España Negra”, combinando a partes iguales el humor descarnado, la crónica periodística y una atmósfera rural que impregna cada pasaje del texto.

A su vez, el particular espacio de la Sala El Umbral -de la cual hemos utilizado para el montaje su nave de entrada- nos ha permitido situar al público en medio de la acción, acentuando el ambiente costumbrista con el uso de luz natural y a través de la guitarra eléctrica de Rafael Domínguez, la atmósfera onírica y densa de los pueblos extremeños combinada con un aire de western moderno.

 DSC_6808

Equipo

Dirección: Iván Ugalde

Actores: Manuel Domínguez, Ana Feijoo, Paco Puerta y Vicky Peinado

Música original (en vivo): Rafael Domínguez

Escenografía: Lola García Iluminación: Jesús Antón

Aydte. de dirección: Paco Celdrán y Georbis Martínez

Asesora de Comunicación Digital: Patricia Romera

Diseño gráfico: IVO

Entradas: Anticipada 12€ reservas aquí. Taquilla 14€.

 

DSC_6774

Dijo la prensa…

Iván Ugalde (conocido como intérprete en Peceras o el Elepé de Carlos Be, por ejemplo) se lanza a la dirección y sorprende con una puesta en escena rica, especial y muy interesante. La nave de entrada de El umbral de Primavera, con su suelo empedrado, altillo y recovecos, es un lugar perfecto para esta historia que la compañia Teatro Hermético ha aprovechado al máximo.” Miguel Gabaldón en Notodo

“El texto de Jorge Moreno trasmite inquietud, como el ruido de un serrucho o el torno de un dentista, y va socavando el sufrimiento de los hermanos (…) El director Iván Ugalde no ha puesto límites ni escatimado riesgos en una puesta en escena que es muy valiente (…)  La elección de El Umbral de Primavera como espacio escénico es un acierto porque refleja el miedo acechante que sentían los hermanos, en su propia casa (…) El trabajo de los cuatro actores es de entrega absoluta. Ivan Ugalde ha dirigido “Si los Ángeles Disparan“, a ritmo lento y constante como ni mata ni deja vivir toda obsesión.” Revista Tarántula

El trabajo de los actores es merecedor de vítores, por lo difícil de esas historias que encarnan, los acentos que dominan, el aire rural que inunda cada gesto, o la atmósfera caduca y reprimida que ayudan a generar. Los personajes están muy bien definidos, con unas personalidades marcadas, y cargados de matices que los actores defienden y trasmiten al público con mucho acierto. El Umbral de Primavera es el espacio perfecto para esta obra, que aprovecha cada resquicio de la sala para crear el pueblo y la casa donde se gestó la matanza (…) Teatro Hermético presenta una propuesta teatral diferente, que juega con el malestar y la turbación del espectador, y que pone ante ti cuatro actores que desarrollan la locura con una maestría que asusta y asombra.Ábrete Sésamo 

Una puesta en escena dura y de arriesgado cumplimiento, creo que Iván se lanza a un vacío que logra llenar entre los espectadores, de manera que cada intersticio del espacio en el que se estrena (El Umbral de Primavera), está ocupado por un pedacito de odio, sinrazón, violencia y acritud de los personajes que protagonizan la obra.” La República Cultural

Todos los elementos escénicos están al servicio de ese universo inquietante: la iluminación tenue, el acento local, los exasperantes titubeos, una oscura dicción que obliga a una tensa atención, la simbología cromática de resabios lorquianos, la presión a la que se ven sometidos ciertos “ángeles”, el uso determinista de la libertad… Los actores son dóciles factores en las manos de un director eficaz (…) Perfecta la elección de la sala “El Umbral de Primavera” para este montaje que consigue convertirse en un auténtico basurero de sentimientos.” Tragycom

La puesta en escena, la ambientación que se nutre de la nave externa de este espacio teatral, esa iluminación terrosa, sanguinolenta, que juega entre amaneceres y atardeceres, e interiores titilantes a la luz de las velas, que transforman los rostros arrancándoles sombras feroces… Son el plato fuerte de este montaje. A destacar ese maravilloso espacio sonoro creado en directo por Rafael Domínguez y su guitarra. Un trabajo de transformación dirigido por Iván Ugalde que ha apostado por un teatro de impacto, que pretende presentárnoslo como un puñado de tierra lanzado directamente a ojos y boca, y que junto a Teatro Hermético, se tira a la piscina con esta propuesta compleja, nada amable, que viene a remover el lodo y experimentar con un teatro que puede ser firma y primer paso de esta nueva compañía.En un entreacto