Kusama y Warhol (El mayor robo del pop)

Cuando:
31 octubre, 2019 a las 20:30 Europe/Madrid Zona Horaria
2019-10-31T20:30:00+01:00
2019-10-31T20:45:00+01:00
Donde:
El umbral de Primavera
C/ Primavera 11
Lavapiés
Madrid
Precio:
13€

KUSAMA Y WARHOL: EL MAYOR ROBO DEL POP

Producciones D. Mona

FUNCIONES: Jueves 31 de octubre a las 20.30hs y Viernes 1 de noviembre a las 20hs

ENTRADAS: 13€ ANTICIPADA ENTRADIUM, 14€ TAQUILLA, 10€ GRUPOS

 

EL ESPECTÁCULO

Kusama es obsesiva. Robó el círculo negro de Malevitch y lo repitió compulsivamente.
Warhol es hipocondríaco. Espiró en colores Marilyn Monroe en los carteles de Nueva York.
Kusama sufre del complejo de narciso. Falsificó las libras de Inglaterra y las timbró con su semblante.
Warhol está siempre indispuesto. Comió los tomates de la sopa Campbell y los vomitó contra la crítica.
Kusama es excéntrica. Calzó el zapato de Joana Vasconcelos para dar un puntapié al príncipe encantado.
Warhol es algo histriónico. Exageró la vaca de Marc y la imprimió en color de rosa.
Kusama es definitivamente impulsiva. Asaltó el armario de Cruella e hizo de Grimhilde a su estilista personal.
Warhol es psicótico. Copia la sonrisa de Shining y disparó a Duchamp y Tzara a la silla eléctrica.
Kusama y Warhol son … la doble perfecta. Un cuadro. Dos rivales. Varias patologías. Mirror, mirror. Who’s the most famous of them all?

 

El espectáculo Kusama y Warhol: el mayor robo del pop, de las producciones D. Mona, une la historia del famoso cuento de hadas Cenicienta al universo del Pop Art, en las figuras de la artista japonesa Yayoi Kusama y del artista americano Andy Warhol.

El espectáculo se presenta como un espectáculo multilingüe (hablado mayoritariamente en español, pero también en portugués, Inglés y Japonés).

ENCUADRAMIENTO HISTÓRICO
Después del éxito del espectáculo No Kahlo (en escena hasta febrero de 2019), D. Mona se prepara para estrenar una nueva producción: El espectáculo Kusama y Warhol: el mayor robo del pop abre una grieta sobre la enfermedad psicológica de la artista Yayoi Kusama y su obsesión con la repetición de patrones e imágenes, idea lanzada en la década de los 60 por la artista japonesa y que, Andy Warhol, años después, copió, revolucionando la historia del arte pop con obras que reprodujeron iconos como Marilyn Monroe, las latas de sopa Campbell o las botellas de Coca-Cola. La rivalidad entre Kusama, actualmente con 89 años, y el pintor y cineasta estadounidense Warhol, marcó el movimiento estético de masificación de la cultura popular capitalista – pop arte. La dupla de artistas rivales más conocidos del movimiento Pop, Yayoi Kusama y Andy Warhol, estuvo en el centro de la polémica en torno a aquel que fue uno de los mayores robos en la historia del viraje artístico posmoderno.

FICHA ARTÍSTICA:

Producción: Producciones D. Mona

Texto y dirección: Mónica Kahlo y Silvia Raposo

Coreografía: Margarida Camacho y Mónica Kahlo

Elenco: Mónica Kahlo, Sílvia Raposo, Margarida Camacho y Bárbara de Afonso Macedo

Trajes: Helena Raposo y Mónica Kahlo

Sonoplastia, luz y vídeo: Bárbara de Afonso Macedo

Gráficos: Sílvia Raposo

* Apoyo a la circulación de espectáculos Fundación GDA y Apoyo a la circulación internacional de la Fundación Calouste Gulbenkian.

SOBRE LA COMPAÑÍA

D’où venons-nous? / ¿De dónde venimos?
D. Mona nació en agosto de 2017 y se asume como cooperativa pluriartística liderada por mujeres (se necesita mucha fuerza para parir un tigre). El proyecto fue creado por la directora y actriz Mónica Kahlo y la antropóloga e investigadora Silvia Raposo.

Que sommes-nous? / ¿Quién somos?
D. Mona es un laboratorio de experimentación en el que las limitaciones se convierten en enfoques estéticos, porque hay que decir rosa en vez de decir idea, en una estrategia poético-performativa de bricolaje cultural, inversión de categorías histórico-sociales y nomadismo artístico.

Où allons-nous? / ¿Para donde vamos?
Mona se desplaza hacia un lugar de frontera entre la performance, las artes plásticas, la danza contemporánea, el arte literario, la etnografía y el audiovisual. Aquí está nuestro post-Pollock posmoderno!