Trópico del Plata – II Ciclo de Teatro Argentino

Cuando:
11/25/2017 a las 22:30
2017-11-25T22:30:00+01:00
2017-11-25T22:45:00+01:00
Donde:
El Umbral de Primavera
Primavera 11
madrid
Precio:
12€

Dos únicas funciones: Sábado 25 las 22.30h y domingo 26 de noviembre a las 20hs.

Entradas: 12€ anticipada por sala 14€ taquilla.

 

Trópico del Plata”, un unipersonal protagonizado por Laura Nevole con dirección y texto de Rubén Sabadini.

Aimé vive en la habitación contigua al Baile de los Enmascarados que organiza Guzmán. Guzmán construye el disfraz de Aimé para la fiesta a su propio gusto: carterita, ropa, peluca y blanqueándole la piel también.

Los invitados prueban del disfraz de Aimé por  afuera y por adentro.

 

Festivales Internacionales:

2° Festival Espacio Alternativo en Santa Cruz de la Sierra, Bolivia.

– 33° Festival Internacional de Almada, Portugal.

– 32° Festival MIT de Ribadavia, Galicia, España.

Premios y distinciones:

Laura Nevole fue nominada como Mejor actriz Premios Teatro del Mundo 2014 y 2015 y en los Premios Luisa Vehil 2014, y la pieza de Rubén Sabadini obtuvo la 1º Mención de Honor del Concurso de Obras de ARTEI.

 

Apuntes sobre la puesta en escena:

Con mínimos recursos escenográficos, la puesta de Trópico del Plata está centrada en la actuación como potencia escénica. Influenciada por autores como Harold Pinter y Martin Crimp, pero atravesada de un lenguaje netamente Rioplatense, los textos de Trópico del Plata toman velocidad y extrañeza en el cuerpo de la actriz. Ese es el escenario donde friccionan las fuerzas narrativas. “Contar la historia de Aimé y Guzmán es narrar cómo un cuerpo es atravesado por otra voz. Trópico del Plata es una historia que, aunque paradójicamente llamamos “de amor”, enmascara y disfraza cierto tipo de violencia. Mientras escribía la obra pensaba que ambos personajes, Aimé y Guzmán, debían ser actuados/relatados por la misma actriz. Esa decisión fue un recurso dramático que hoy constituye el lenguaje de la puesta en escena.”, apunta Rubén Sabadini acerca de la pieza.

 

  • Ficha artística:
Actúa: Laura Nevole
Diseño de Iluminación: Alejandro Le Roux
Diseño de Vestuario: Jam Monti
Diseño Sonoro: Matías Niebur
Diseño espacial: Rubén Sabadini
Asistente en Gira: Pablo Ragoni
Dramaturgia y Dirección: Rubén Sabadini

 

  • Críticas y enlaces

Crítica en Festival MIT de Ribadavia, Galicia, España: https://butacaenanfiteatro.wordpress.com/2016/07/19/tropico-del-plata-o-necesidad-de-sumision/

“… indaga en los mecanismos del amor, en el precio de esos mecanismos y en la sumisión y degradación del ser como actos de amor mal entendidos, a través de lo que podríamos dar en llamar un monólogo polifónico. Un espectáculo de apenas 55 minutos de duración pero ciertamente valiente y contundente, que explora los límites más turbios del amor y las razones -si es que existen tales razones- que nos llevan a caer en esos límites turbios.”

Críticas en Buenos Aires, Argentina

Un conmovedor unipersonal. Calificación: Muy Buena.“Trópico del Plata es una propuesta de investigación muy vital en sus resultados. Indudablemente la tarea del autor y director Rubén Sabadini junto a la destacada intérprete Laura Nevole ha sido muy minuciosa. La actriz encuentra, en cada situación de la pieza, el perfecto mecanismo de construcción y desarrollo. El cuerpo de Névole, durante una hora, está dispuesto plenamente a dejarse afectar por una realidad casi salvaje que ella transfiere con una naturalidad extraña y también conmovedora.
Dueña de una capacidad interpretativa notable, Laura Névole demuestra conocer muy profundamente los mecanismos de la actuación.
La iluminación de Alejandro Le Roux recrea, ese ámbito repulsivo en el que la acción tiene lugar, con mucha creatividad y potencia.”

Carlos Pacheco, diario La Nación

http://www.lanacion.com.ar/1779705-un-conmovedor-unipersonal

Crítica de Mercedes Méndez para Tiempo Argentino MUY BUENO

/ • • • • /: Se puede decir que Trópico del Plata es una obra sobre la violencia de género, la trata de mujeres y los hombres salvajes. Pero en este espectáculo los temas no llegan como una estampa que se pega sobre la frente del público. Lo que vale aquí es una disposición del cuerpo y un recorte íntimo de una historia para referir a las múltiples formas en que se puede someter a otra persona. En todo caso, el mensaje se construye a través de la experiencia que sucede en escena y a cada a cual el maltrato que se ve sobre el escenario le pegará en su zona de mayor sensibilidad.

La obra que escribió y dirige Rubén Sabadini también se sumerge en la herida profunda que deja la violencia en la estructura mental, porque esa idea de que por el amor se puede aguantar cualquier cosa, alcanza –muchas veces– los extremos más obscenos. “El amor es decir que sí a todo”, dice Aimé, mientras se acomoda la peluca que le obliga a usar Guzmán.
La puesta en escena –de mínimos recursos escenográficos– está focalizada en la actuación, que en esta obra construye en sí misma una idea política. Laura Névole interpreta a Aimé y a Guzmán, recrea el ambiente en el pequeño espacio donde espera que cambie su vida y las infernales fiestas a las que su abusador decidió llamar “Trópico del Plata”. Todo eso lo construye a través de la expresividad de su cuerpo y su voz. Va y viene de cada rol dominada por la fuerza del relato que la atraviesa, que crece en tensión y tiene su punto máximo cuando Aimé quiere escapar, cuando decide comprarse la cartera que ella quiere e intenta huir por la chapa del techo. De ese deseo de que encuentre una nueva vida y lo que pasará finalmente, queda atravesado el corazón de quien observa esta historia. «

http://tiempo.infonews.com/nota/152263/sobre-la-violencia-de-genero

LAURA ÁVILA – Crítica para Planeando Sobre BUE. Edición Impresa.

A Aimé no le gusta su cartera. Es de cuerina roja, muy barata. Pero Guzmán se la regaló y ella ama a Guzmán, a pesar de la obligue a vestirse como él quiere, a pintarse los labios de magenta y a reventarse en orgías de mala muerte.

Aimé levanta sus restos del piso y nos cuenta su historia de amor. Guzmán es peludo, bien porteño, de verso fácil. Ella es claramente del interior.

Por Guzmán ella se disfraza. “Yo antes era negra” dice, mostrando con inocencia intolerable la peluca rubia que lleva encima de su rodete tucumano.

Trópico del Plata es un relato de violencia de género, pero también es una historia de amor no correspondido, la visita recurrente de un recuerdo que entra por las junturas mal cicatrizadas de un techo de chapa. Es la historia de nuestro país, Buenos Aires versus el interior, con todas las vejaciones al desnudo de una economía que obliga a la gente a emigrar y a prostituirse buscando adaptarse a un ritmo de vida que no es el suyo.

Rubén Sabadini ha escrito un texto valioso, resonante, y dirige muy bien a la protagonista, la actriz Laura Névole. Creo que ella es el corazón de la puesta, porque interpreta tanto a Aimé como a Guzmán sin transiciones, prestándoles su cuerpo a los dos personajes, en un diálogo que remite a un paisaje interior. Laura tiene el talento para desplegarlo e instalarlo en el escenario, para que sus criaturas muestren ese panorama grotesco de miseria, de risas y de lágrimas que a veces es la vida misma.

Buenos Aires te pide todo el tiempo disfraces para sobrevivir. El baile de los enmascarados nos hace mal a todos. ¿Cuándo habremos de abandonar la idea de pintarnos la piel?

No sabemos si el sufrimiento de Aimé sucede ahora o es un recuerdo, un patrón que se repetirá desde la desigualdad, una auténtica genética de los maltratados.

http://sobrebue.com/visorNotaHtml.php?idNota=1061

Trópico del Plata por Florencia Aroldi

Ni puta ni amante, la mujer como metáfora de la sociedad en el centro de la escena porteña.

Sabadini se destaca en la cartelera por su última creación, Trópico del Plata. La historia es simple: una mujer y el relato de un amor salvaje, como él mismo lo define, sin embargo el autor logra construir un texto lúcido y con humor sagaz, el guiño para que el espectador juegue distintas lecturas que exceden la literalidad de lo que nos está contando.

Laura Nevole interpreta a Aimé, una mujer perdidamente enamorada de Guzmán. La obra es el recorrido de los distintos momentos de este amor  y de los pedidos a los cuales ella irá complaciendo sin cuestionamientos.

Trópico del Plata es también el espejo que nos refleja parodiándonos, cuántas cosas hacemos o hemos hecho alguna vez en nombre del amor, cuántas cosas hemos justificado, negado, postergado, con tal de agradar o seducir o de conquistar a la persona amada, cuánto hemos sufrido en nombre del amor, cuántas veces hemos ido hasta el límite de nuestra identidad como en un precipicio emocional. Trópico del Plata pone la dialéctica del amo y el esclavo en otra perspectiva; pero no te lo puedo contar tenés que verla…

Trópico del Plata es una historia  aparentemente difícil de contar sin caer en estereotipos ni clichés, sin embargo Sabadini logra contarla con un lenguaje altamente poético, con pocos elementos escenográficos y diseños lumínicos  acertados, gran trabajo de Le Roux. Su puesta logra un delicado equilibrio entre contenido y forma invitando al espectador en cada momento a imaginar lo que no se muestra pero se sugiere.

Párrafo aparte merece Laura Nevole, su trabajo es sorprendente, no solo porque compone a una Aimé que transita por distintos estados sin desperdicio, sino porque con gran versatilidad crea a todos los personajes que el relato requiere, haciéndonos olvidar por momentos que se trata de un unipersonal.

Vos estás ahí presenciando, mirando lo que no está; pero lo ves, está ahí. Es que Nevole alcanza picos dramáticos increíbles, resulta un placer verla en escena, y para aquellos que estudian actuación Trópico del Plata también es una clase magistral para no perderse.

Esta obra tiene ritmo, un texto excelente, una actuación de la hostia, ironía, poesía hasta la médula y contenido de esos que te dejan pensando como por ejemplo el por qué de su título. Ay pero no te lo puedo contar, tenés que verla…

http://farsamag.com.ar/tropico-del-plata/

Peluca rubia, “carterita chota”, labios magenta y una resaca combinada con cansancio que no le permite mantenerse en pie. Su cuerpo nos habla más allá de lo que se ve porque auspicia de relator de una experiencia repetida bajo el sometimiento; esas experiencias indecibles de otro modo.

Carolina Selicki Acevedo – PÁGINA 12 –

http://www.pagina12.com.ar/diario/suplementos/las12/13-9597-2015-03-27.html

“…El cuerpo deshumanizado se trasforma en escenario. Allí, en su disfraz, en la piel corrupta, en su organicidad grotesca, en sus gestos, es donde sucederá el teatro. Corrompida y atomizada por el amor y el maltrato, comparte con suma inocencia y nos hace cómplices de las situaciones que se viven en esa habitación, donde, más vulnerable que nunca, Aimé se entrega como objeto de diversión (…) La historia de una relación entre un hombre y una mujer y de cómo la necesidad de amar y ser amado, enceguece y abisma.”

Mara Teit, Revista Llegás

“Para llevar a cabo la puesta, se necesitó de una actriz completa. Esa es Laura Névole, quien cumple con creces para dar vida a una Aimé que debe conjugar sus propios miedos con el sometimiento al que vive y el interrogante de qué va a hacer en el futuro próximo. “Trópico del Plata” es corrosivamente actual en tanto la cantidad de mujeres como Aimé viven un calvario similar pero del que todavía, en algunos lados, se mantiene cierto silencio cómplice.”

Daniel Gaguine, El Caleidoscopio de Lucy

“Pocas son las veces en que tenemos la suerte de encontrarnos en una sala de Buenos Aires un cachetazo tan celebrado a la costumbre y al siempre-lo-mismo, con una puesta tan brillante que por minimalista (“menos es más”, decía nosequién) se adueña del teatro entero. El teatro merecedor de tal nombre es aquel que lo devora todo y sin avisar, y yo, y todos los que estaban conmigo en esa función de Trópico del Plata, nos vimos unos a otros en la puerta de la sala cubiertos de saliva hasta el cuello y las orejas, con la satisfacción temeraria y el corazón acelerado ante tanto teatro del bueno; ante tanta genuina expresión del no-sé-qué-ni-cómo-llamarlo pero que te conmueve hasta la médula.”

Alejandro Dramis , Ruleta China, Revista Virtual sobre esto y aquello